01. CONCEPTO DE MARCA

Por más que haya vitrinas de pastelería de todo tipo, a la hora de decidirnos por una hay que tener en cuenta cuál encaja con el resto de la tienda. Una vitrina espectacular pero fuera de lugar, o que haga de menos al resto de establecimiento, puede contrarrestar la primera impresión positiva. Las vitrinas forman parte de la imagen de marca como cualquier otro elemento de la tienda, por lo hay que dedicarles el mismo cuidado.

02. COMER POR LOS OJOS

Por más que haya vitrinas de pastelería de todo tipo, a la hora de decidirnos por una hay que tener en cuenta cuál encaja con el resto de la tienda. Una vitrina espectacular pero fuera de lugar, o que haga de menos al resto de establecimiento, puede contrarrestar la primera impresión positiva. Las vitrinas forman parte de la imagen de marca como cualquier otro elemento de la tienda, por lo hay que dedicarles el mismo cuidado.

03. LOS PEQUEÑOS DETALLES

No basta con que las vitrinas de pastelería estén bien acondicionadas para albergar alimentos en buen estado. Además, la presentación ha de ser impecable hasta en sus más mínimos detalles para causar el efecto deseado en los clientes. Así, aunque a menudo no se les presta la atención debida, es necesario cuidar con mimo detalles como la iluminación, que debe resaltar los productos sin sombras, o el diseño gráfico que sirve de leitmotiv a toda la presentación.