La pandemia del covid-19 ha trastocado completamente nuestra vida. Muchos negocios, ferias y congresos se vieron obligados a cerrar por su causa. Pero poco a poco, las bases presenciales vuelven a retomar su actividad normal. Algo que le pasará a IFEMA, el segundo gran motor económico de Madrid que ya está preparado para recibir a los usuarios.

Tras un año de parón forzoso, a excepción de eventos que se han tenido que adaptar a las nuevas tecnologías (como el Intersicop LIVEConnnect); IFEMA empezará a recuperar su actividad presencial. Desde Rochina celebramos esta noticia, en la que evolución de las vacunas y la incendias de contagios, marcará el calendario de los próximos actos.

IFEMA acogerá tanto eventos presenciales como digitales

IFEMA tiene una capacidad dinamizadora de empleo y riqueza. Durante el último año ha invertido su tiempo y conocimiento en desarrollar nuevas formas de generar valor a las empresas y a la sociedad. Ha sido posible gracias al proceso de digitalización que ha permitido explorar nuevas posibilidades y extraer nuevas ventajas.

El arranque presencial lo dio el pasado 22 de marzo la celebración de HIP-Hospitality Innovation Planet. A ella le sucederán al menos medio centenar de convocatorias en el mismo formato. Un mes en el que seguirán tomando impulso los formatos digitales, con la convocatoria de 7 ferias exclusivamente digitales sobre la plataforma LIVEConnect.

En el mes de abril se desarrollarán más ferias y eventos presenciales como ESTAMPA, Feria de Arte Contemporáneo; e híbridos, como la pasarela MBFWMadrid, además de 4 ferias digitales. Una antesala ante los meses de mayo y junio que vivirán 5 ferias presenciales cada mes. Entre ellas, la primera experiencia de movilidad internacional de Europa con FITUR; y la cita internacional del Arte Contemporáneo, ARCOmadrid, que celebra este año su 40º aniversario.

Para hacer posible esta reactivación, IFEMA lleva un año trabajando. Su objetivo es organizar eventos seguros en espacios con las mayores garantías para los participantes. Ha sido imprescindible diseñar una elaborada estrategia sanitaria para ordenar el flujo de asistentes y su movilidad; establecer los controles de aforo; distancias interpersonales; eliminación de contacto directo mediante el registro digital; la toma de temperatura corporal; el ensanchamiento de pasillos, y la incorporación de las últimas tecnologías para el conteo de asistentes.

¡IFEMA está de vuelta!

Fuente: IFEMA