Panellets

Aunque su origen se remonta a la repostería árabe, en la actualidad se sigue elaborando como se hacía en el siglo XVIII, aunque en aquella época eran bendecidos y se compartían en celebraciones religiosas.
La almendra es el ingrediente principal, acompañada de azúcar, huevo y ralladura de limón, ya por fuera lleva clara de huevo y piñones (sustituido a veces por cacao en polvo, almendras fileteadas, coco…).
No se entiende un otoño en Cataluña sin estos dulces.

Huesos de Santo

Se puede remontar al siglo XVII debido a unos escritos «Arte de la cocina». Elaborado con mazapán blanco con su forma alargada nos recuerda a un hueso y su tuétano. 
Producto principal la almendra y está presente durante esta época junto con los buñuelos, sobre todo en la celebración del Día de Todos los Santos.

Coquitos

Su origen se remonta a Abderraman III, aunque es en el siglo XVII con su elaboración en los conventos andaluces, cuando consiguen su mayor prestigio, ya que es la época en la que la mejor repostería se hacía en los conventos.  
ingredientess son coco rallado, huevo y azúcar (algunas veces se le acompaña de leche condensada o mantequilla).

Dulce de Membrillo

Original de España y Portugal, se le puede llamar de muchas maneras como carne de membrillo, ate, codoñate…
pero fueron los griegos y los romanos los que nos la trajeron a la península, cuando la consumían cocida o endulzada con miel.
Ingredientes: fruta de membrillo, azúcar, y poco más…

Tarta de Manzana

Símbolo de la gastronomía americana, en Europa se ha convertido en un postre de otoño. La manzana se puede elaborar en rodajas o compacta, su masa es de harina, agua, mantequilla y huevo. Su relleno mejor con tres tipos de manzana (golden, granny smith y reineta).

Buñuelos de Viento

Siempre presente en la celebración del Día de Todos los Santos, ha llegado a ser elaborada a lo largo de todo el año, sobre todo en la Comunidad Valenciana.
Son bolas de masa (harina de trigo, manteca y huevos), rellenas de crema, cchocolate o chamtilly.